Guitarras y zurdos

Así como en algunos instrumentos, véase el piano o la flauta, varían muy poco en función de la lateralidad del intérprete, otros como la guitarra y las cuerdas de la orquesta, violines, violas, violoncellos y contrabajos realizan con cada mano una tarea distinta. Sobre este tema hay posiciones encontradas sin que nunca se llegue a un acuerdo sobre la ventaja o desventaja de cambiar la manera común de tocar con el mástil de la guitarra a la izquierda.

Por otro lado debido a la poca disponibilidad en el mercado de guitarras adaptadas para zurdos, que se acentúa en las tiendas pequeñas, la mayoría de guitarristas zurdos que aprenden a tocar la guitarra lo hacen como diestro (es decir, poniendo la guitarra con el mástil del lado de la mano izquierda). Al público no le es posible percibir si el instrumentista es zurdo, ya que la ejecución es la misma.

Aunque son muchos los guitarristas zurdos que tocan con la guitarra girada, con el mástil del lado de la mano derecha, invirtiendo también el orden de las cuerdas, para que las bordonas queden sobre las agudas. En el caso de que el guitarrista quiera usar una guitarra con cutaway (hueco en la caja que permite tocar mejor las notas más agudas), la construcción del instrumento suele ser especial para zurdos, con los controles, las salidas, el clavijero y los recortes y acomodos de la forma de la guitarra hechos como una imagen especular de una guitarra común. Estos guitarristas no suelen poder tocar con las guitarras comunes.

Aun así existe una tercera opción, aunque son pocos los guitarristas zurdos que —tocando con la guitarra al revés— mantienen las cuerdas tal como se ubican en el orden normal de la guitarra, aunque las notas graves quedan abajo, haciéndose más difícil tocar. Ya que esto implica aprender nuevas posiciones de dedos para poner los mismos acordes y tocar invirtiendo el gesto del rasgueo y el punteo: en vez de hacerlo normalmente hacia abajo, lo hacen hacia arriba. Sin embargo, como de esta manera pueden tocar con guitarras comunes, algunos guitarristas zurdos del segundo tipo como Jimi Hendrix o Kurt Cobain han aprendido también a tocar de esta manera.


Breve historia de la guitarra clásica
Se cree que la historia de la guitarra comienza en el antiguo Oriente. Allí, los arqueólogos encontraron instrumentos y representaciones de ellos que sirvieron como punto de referencia en el relativamente desconocido territorio del comienzo de la guitarra. Entre los artefactos extraídos de Babilonia, los más relevantes fueron las placas de arcilla que datan entre los años 1900-1800 antes de Cristo.

Estas mostraban figuras desnudas tocando instrumentos musicales, algunos de los cuales tienen cierta semejanza con la guitarra. Cuidadosas examinaciones de los instrumentos ilustrados en las placas muestran que poseen un cuerpo y un cuello claramente diferenciados. Su fondo es indudablemente plano; el modo en el cual descansaba sobre el pecho de los curas descarta la posibilidad de que el fondo sea ovalado. También es claro que la mano derecha puntea las cuerdas. Desafortunadamente el número de cuerdas no está claro, pero en otra placa, al menos se pueden observar dos cuerdas en el instrumento.


Antigua representación instrumental

Evidencias sobre la existencia de instrumentos similares a la guitarra han sido recolectadas en Asiria, Susa (una antigua ciudad al norte del Golfo Pérsico: capital del Imperio Persa) y Luristán. En los días antiguos, el único instrumento punteado en la zona de Egipto era el arpa. Posteriormente, un instrumento con cuello y trastes cuidadosamente marcados, probablemente hecho de tripa, fue descubierto. Eventualmente, algunos de los rasgos y características serían combinados en un instrumento posterior, el cual sería el predecesor no sólo de la guitarra sino también de todos los instrumentos de cuerda con cuello, ambos punteados y arqueados. Mayores desarrollos hicieron a este instrumento incluso más similar en forma a la guitarra.


El instrumento del periodo romano (30 a.C.- 400 d.C) estaba hecho todo de madera. El cuero crudo de la caja armónica es reemplazado con madera sobre la cual son visibles cinco grupos de pequeños agujeros. Este arreglo persistió hasta el siglo XVI. Sobre un instrumento encontrado en la tumba Coptic en Egipto, las curvas a lo largo de los lados ya son bastante profundas y la forma básica de la guitarra es evidente. El fondo se ha vuelto completamente plano en lugar de la tapa curvada.


Ambas superficies están sujetas la una a la otra mediante tiras de madera que forman los lados de la caja armónica. Estas características permanecen hasta la actualidad. El primer instrumento de cuerda europeo conocido pudo haber tenido su origen en el siglo III a.C. Las examinaciones de los instrumentos del siglo III muestran que poseían una caja armónica redonda la cual se estrechaba en un cuello ancho. Este tipo de instrumentos continuaron en uso por muchos años. También existe una descripción de los instrumentos que datan de aquella época por parte de la Dinastía Carolingia. El instrumento carolingio es rectangular, aproximadamente igual en longitud a su cuello, el extremo superior es un área redondeada bastante ancha la cual contiene pequeñas clavijas para sujetar las cuerdas. En algunas ilustraciones aparecen cuatro clavijas; en otras, cinco. Las cuerdas son de un número correspondiente y pueden ser punteadas de dos maneras: ya sea con una púa o con los dedos. Este instrumento conservó su forma original hasta el siglo XIV. Al mismo tiempo, comenzó a aparecer otro instrumento. Este cambio afectó a la caja sonora del instrumento carolingio, sus lados rectos sufrieron una ligera curvatura. Representantes de este nuevo instrumento pueden ser encontrados en un gran número de catedrales inglesas, pero antes del siglo XIV se encontraron instrumentos con forma de guitarra en varias catedrales francesas y españolas.


Hubo allí una distinción entre la guitarra latina y la morisca. Esta última ha sido llevada por los moros, de allí su nombre. Su caja sonora era ovalada y tenía muchos agujeros sobre la caja armónica. Las árabes, atravesaron Egipto en su paso por completar la gran conquista musulmana del Norte de África y España, tal vez fue así que se transmitieron las características fundamentales de este diseño a los luthiers de Europa Occidental.


Representación de la guitarra latina o morisca

Sólo es cierto que la influencia árabe en España preparó el suelo para la llegada de la guitarra. Sin embargo, la guitarra española o latina, posee lados curvados y fue así como llegó a España de otras zonas del continente europeo. Indudablemente fue este modelo el que posteriormente desembocó en la guitarra moderna. La popularidad alcanzada por la guitarra puede ser atribuida a la naturaleza nómada de los trovadores. La guitarra pudo haber llegado a España desde Provenza a través del camino de Cataluña. Una vez allí, la guitarra habrá cruzado a España de la mano de los trovadores españoles. Estos trovadores, en la Europa medieval, cuyos incesantes viajes y presentaciones, enriquecieron la cultura musical en general, tuvieron un gran papel en el esparcimiento de la guitarra en el continente europeo.


Siglo XX


  El luthier español José Ramírez III junto al guitarrista Narciso Yepes le agregaron cuatro cuerdas más en las graves, sobre un amplio mástil cuyos múltiples trastes permiten ampliar notablemente la gama de sonidos de la mano izquierda. Narciso Yepes tocó por primera vez esta guitarra de diez cuerdas en Berlín en 1964 y, a partir de ese año, fue su instrumento habitual en los conciertos, especializándose en piezas renacentistas y barrocas.

METODOS
ORQUESTA
GRABACIONES
VIDEOS
CLASES ONLINE

HISTORIA

1

2

3

4

5

6

7

<<

José D´Aragón

ORIGINALESOriginales.htmlshapeimage_8_link_0
TRANSCRIPCIONESPartituras.htmlshapeimage_9_link_0

GUITARRA